fresen

El Museo del Prado

Copia de Tintoretto

 

Mujer que enseña los senos. Tintoretto. Copia de Miguel Ruiz-Poveda.

 

El Museo del Prado es la prolongación de mi estudio, mi academia particular, un lugar para disfrutar, fascinar y aprender. Acudo al museo habitualmente, para exposiciones temporales, para ver dos o tres salas especialmente o un solo cuadro, y muchas veces para dibujar personajes de Velázquez, Rubens o Goya, o para copiar específicamente algún cuadro. He aprendido más en el Museo del Prado que en muchas clases de la Facultad de Bellas Artes. Pero tengo que hacer una crítica. Desde hace treinta años se han cambiado los cuadros de sitio en infinidad de ocasiones. Hace años se iban habilitando salas nuevas y eso suponía la creación de nuevos espacios y la salida de muchos cuadros que antes llenaban los almacenes del museo. Después se realizó la ampliación de Moneo y se movieron de nuevos las salas. Otras veces solo han sido cambios de criterio expositivo y de hecho actualmente hay cuadros de la misma escuela en diferentes salas, incluso en pisos distintos, cambias de sala y pasas a épocas totalmente diferentes, hay pintores fundamentales como Goya que están en cuatro sitios, que van desde la planta baja a la  planta alta donde se encuentran los cartones para tapices, a los que no sube casi nadie, y así muchos casos más. La sala central debería estar dedicada a la pintura española y no a pintura barroca italiana. En fin que siempre es un lujo y un placer visitar el Museo del Prado pero quizás la distribución de los cuadros y las salas es mejorable.

Acompaño esta entrada con una copia de la mujer que muestra los senos de Tintoretto copiado en el museo hace 25 años.